Todas las obras literarias de este blog están registradas en Safe Creative

Safe Creative #1001120107579

lunes, 22 de abril de 2013

DE REYES Y PRINCESAS

video

No me sorprende este dolor de incensario
esta noche en que los demonios
    arrasan las murallas.

No me sorprende esta garra que crece
en medio de la feria furiosa del desencanto.
Los leones duermen a la sombra de los cajeros
bajo los agujeros de sus mantas.

Duermen dementes de vino barato y son reyes
que han perdido los dientes en cien batallas,
que han perdido todas las batallas.
Roncan de vino mientras pisamos sus sueños.

No me sorprende este dolor de camas sucias en pensiones de mala suerte donde las princesas no permiten suspiros en sus labios de fresa cuarteados por el frío de la madrugada.
No suspiran las princesas, ni sienten ya los golpes, ni la irritación del plástico entre sus piernas.

50 y la cama, o en el coche, o donde tú quieras, cariño. Mercancía del Este en el escaparate de la plaza.

No me sorprende este dolor de incensario
esta noche en los altares
de colchones heridos.
Ni me sorprende ya tampoco esta garra
que anhela desgarrar murallas.

Escapar ¿a dónde? -dice agachada sobre el bidé- cariño, no hay salida.

Y habla con una voz fría de estepa. Y sé que es la princesa del poema aquel, pero no me quedo para saber si acaso un suspiro escapa de su desnudez aterida.

Los reyes recorren su dominio de podredumbre. Han perdido todas las batallas también hoy

y roncan el vino
bajo los agujeros de sus mantas
en medio de la indiferencia infinita
que llena la Gran Vía.


Y ríen las princesas toda su rabia, escupen  carcajadas a los rostros ciudadanos que no saben sostener la mirada.